Blog de Crianza-Consciente

Lactancia ¿sí o no?

¿Por qué algo tan natural causa tanto estrés?

Mi madre me cuenta que comenzó a amamantarme y el médico le dijo que no era buena idea, las nuevas latas de leche en polvo contenían muchos mas nutrientes que su leche y después de 3 mese dejó de darme leche.

En la actualidad, esto puede parecer un crimen, pero es la realidad de muchas mujeres que en esta era de la información se quedan con lo que dice el pediatra, por no tener una opinión al respecto ó por no querer problemas.

Más allá de las cifras que ofrecen diversos organismos, lo más importante es que tengas razones claras para hacerlo o no, está claro que no hay comparación entre la leche materna y la lata en polvo, la calidad de vida del individuo es mucho mayor con la primera, ya sea que lo notes o no en los primeros años y entonces, ¿por qué tanta gente se niega?

Pezones resecos y sangrantes, frustración, dolor, agotamiento, tensión, esclavitud; suena como un calvario¿ no?

¿Y que hay de positivo? Eliminación de los kilos acumulados durante el embarazo, el desarrollo de un vínculo con el niño que los lleva a saber su estado de ánimo, sus gustos, el desarrollo de una comunicación automática gracias a la fusión que se logra de un “estar pegados” constantemente, aprendes a conocer a ese ser humano, sabes quién es tu hijo y siempre lo sabrás.

Tienes la tranquilidad de haberle ofrecido lo mejor de ti, en términos de nutrición, desarrollo y tiempo y una vez establecida la lactancia, es una actividad que se disfruta enormemente.

Llevas contigo el alimento a todos lados, no te cuesta, no tienes que cargar ni comprar mamilas, está siempre a la temperatura adecuada sin tener que lavar, esterilizar y reemplazar accesorios, no tienes que hacer el tour por varias marcas, bastante caras, que se quedan como nuevas porque “no le cayeron bien” reduces la incidencia de reflujo y para quienes lo han vivido saben el infierno que es para todos, el tener un bebé que no descansa, no se alimenta y tiene que vivir sentado.

No siempre es fácil, pero si te interesa amamantar debes tener claro que el proceso es tan personal como la mujer y si en tu familia han pasado demasiados años o no hay referentes que te ayuden, puedes buscan un hospital con programa de lactancia en donde te apoyarán desde el inicio, también hay grupos de apoyo a los que acudes desde el embarazo y te acompañan hasta que dejas de amamantar, en mi caso fue la Liga de la Leche Nuevo León, las encontré en Facebook, me ayudaron por teléfono la primera vez y dado que tenía dudas de cómo continuar amamantando al regresar a trabajar, me uní a las pláticas semanales durante algún tiempo, fueron vitales para que alcanzara este objetivo con éxito y finalmente el pediatra de mis niños también fue importante porque aunque no me daba orientación precisa, su enfoque es pro lactancia y fue un paso adelante.

Te invito a informarte, el tiempo no vuelve atrás y en temas fundamentales en mejor decidir con consciencia.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: